¿Qué es la dislexia?

La dislexia es un transtorno del neurodesarrollo con base genética que se da en personas con una inteligencia normal a superior y que no tiene problemas sensoriales (pérdida auditiva y visual).

¿Qué afectaciones tiene en la vida escolar y personal?

  • Su rendimiento escolar se puede ver afectado (puede suspender o obtener calificaciones más bajas en materias como catalán, castellano, inglés y en otras asignaturas para la comprensión lectora de textos y enunciados).
  • Estas dificultades pueden afectar a su autoestima (me siento tonto).
  • Poca motivación y capacidad de atención en tareas escolares, especialmente si implican haber leído (como que voy lento/no entiendo, desconecto).

¿Qué es el TDHA?

Es un transtorno neurobiológico y de base genética. Las personas con TDAH pueden manifestar 1, 2 o TODOS estos síntomas.

Según los síntomas tenemos 3 subtipos:

  1. TDA/H presentación clínica con falta de atención (lo que hace tiempo se llamaba TDA).
  2. TDA/H presentación clínica hiperactiva/impulsiva.
  3. TDA/H presentación clínica combinada (los tres síntomas).

Y…, ¿esto como afecta a su vida diaria? Con dificultades en:

-MEMORIA DE TRABAJO (recordar y seguir instrucciones/memorizar secuencias (tablas de multiplicar, días de la semana…)/relacionar conceptos.

-INHIBICIÓN MOTORA, COGNITIVA Y EMOCIONAL (no se autoregula).

-ATENCIÓN SELECTIVA Y SOSTENIDA (cambia de actividades todo el rato/no acaba las actividades).

-ALTERACIÓN DEL LENGUAJE (no estructura bien lo que quiere decir /escribir)

-PLANIFICACIÓN (no sabe organizarse/necesita supervisión constante).

-CONTROL DE INTERFERENCIAS (se distrae con estímulos irrelevantes/salta de una cosa a otra).

Me ha encantado este corto vídeo del TDAH porque está explicado de forma sencilla por el neurólogo Chema González de Echávarri (Responsable clinico asistencial en Fundación Pasqual Maragall y Neurólogo en grupo CREU BLANCA).

https://www.facebook.com/ayudatdahadulto/videos/1077557709654549/

¿Medicamos?

Los niños con TDAH tienen déficits en dos importantes neurotransmisores cerebrales: dopamina y noradrenalina. Es decor que tienen una menor liberación de estos dos neurotransmisores a nivel cerebral. 

Y la medicación actúa sobre estos receptores.

¿Qué hace la medicación?

  • Mejora la inhibición de impulsos y aumenta la motivación del niño.
  • Mejora y potencia los niveles de atención y autocontrol.

 La dopamina tiene mayor actividad en regiones anteriores del cerebro y mejora la atención sostenida y el control inhibitorio de las personas.

En cambio, la noradrenalina está ubicada en zonas parietales posteriores y su función es más de filtrado de la información.

😰Está tan estigmatizado el dar medicina.

…Pero, ¿ a qué ni nos plantearíamos a un niño asmático, diabético, no darle la medicación?

Pues es un poco lo mismo. Lo necesitan para funcionar, para estar bien.

Sí es cierto que no solo medicación es suficiente, se necesita de apoyo psicológico y reeducación y puede que gracias a los dos mejore mucho en un tiempo y a la larga se podría prescindir de medicación.

¿La medicación cura?

No! el TDHA es transmitido por los genes y  la medicación es un suspensivo, no un curativo lo que hace es suspender los síntomas de la falta de atención.

Es un medicamento que no hace ningún daño y no crea ninguna dependencia.

El metilfenidato salva vidas.

Las personas con este transtorno es incapaz de concentrarse, por lo que tienen el riesgo de fracasar en la escuela, en el trabajo y en la vida.

Y no me gusta esto pero en una conocida revista de psiquiatría se enlaza a este artículo con este titular tan inquietante:

«Las cárceles están llenas de gente con déficit de atención sin diagnosticar»

Ya que el exceso de inquietud en la función motora, falta de atención e impulsividad los hace vulnerables a drogas, adicciones, embarazos no deseados …


7 rasgos positivos que te harán ver de otra manera el TDHA

TDHA.

Siempre has tenido sospechas que todo lo que le pasa a tu hijo PUEDE estar relacionado.

 

Pero ahora es diferente.

 

Ya tenéis el diagnóstico.

 

T-R-A-N-S-T-O-R-N-O por D-É-F-I-C-I-T de A-T-E-N-C-I-Ó-N

y H-I-P-E-R-A-C-T-I-V-I-D-A-D.

Después de oírlo de boca de la psicóloga se te ha caído el mundo encima.

 
 
Y…, ¿ahora qué?, te preguntas.
 

(más…)

dislexia tdha pau dones

La dislexia y la hiperactividad son dos «grandes virtudes» que se heredan de generación en generación

Pau Donés consideraba que la dislexia y la hiperactividad eran sus grandes virtudes.

Virtudes que de pequeño tanto a él como a su familia le hicieron pasar mal.

En su época escolar no se sabía lo que era.

Pau dijo: «Mis taras por tener TDAH me dotaron de una sensibilidad extra que en la vida me ha ayudado muchísimo»

El cantante de Jarabe de Palo, fallecido a los 53 años, escribió este emotivo prólogo (que Uppers.es publica en primicia) al libro ‘Mi vida con un TDAH’, de la periodista y madre Milagros Martín-Lunas.


En pocas líneas, corto, rotundo, tajante, sin prejuicios compartió con el mundo el dolor de saberse diferente en la escuela, un dolor que le hizo fuerte, tan fuerte como que a lo largo de su enfermedad nos ha dado un ejemplo de cómo afrontar la vida y sus adversidades.

Pau compartió su dolor infantil y nos mostró cómo fue capaz de reconducir lo que para sus profesores eran defectos en grandes virtudes que le llevaron a convertirse en músico que fue, que es, porque la gente como él, no se va jamás.


Recuerdos de infancia (Prólogo de Pau Donés)

«¡Este niño es tonto!». «¡Donés, fuera de clase!». «¿El que más faltas ha hecho en el dictado? Hombre, Donés, ¿tú otra vez?». «Señora, lo mejor que puede hacer es llevar al niño a un colegio de educación especial…».
Y lo peor no fue eso. Lo peor fue cuando Ramón Llorens, mi tutor en octavo de EGB, me entregó las notas de fin de curso y me dijo: «Donés, no sirves para nada. En la vida serás un don nadie».
Bueno… Lo peor, lo peor, tampoco, porque ya hacía años que Donés estaba acostumbrado a ese tipo de comentarios y burlas y había desarrollado la capacidad de convertir la mofa en reto.
En casa por fin habíamos encontrado ya algo que me interesaba, que era la música, y a medida que iban pasando los años, el mono Donés, el que siempre andaba saltando de pupitre en pupitre, el que se pasaba el día mirando el cielo por la ventana de clase, el que en la libreta de Literatura solo tenía dibujos de monstruos y personajes de cómic, iba encauzando su vida, como cualquier otro niño o adolescente, con bastante normalidad.
Cualesquiera que fueran los síndromes que me afectaban, me dieron la capacidad de sobre-observar los detalles, las cosas en las que los otros niños no se fijaban. Mis taras me dotaron de una sensibilidad extra que en la vida me ha ayudado muchísimo. Veía cosas que los demás no veían, escuchaba cosas que los demás no escuchaban, tenía sensaciones que los demás no sentían, y eso me dio una ventaja enorme a la hora de aprender y disfrutar de la vida. Los libros se me daban mal, pero en cuanto a la inteligencia emocional se refiere, era de los mejores de clase… o del barrio.
Y mira tú por dónde que, gracias a mis defectos, ahora soy músico, que es lo que quise ser desde que nací, y diría que tampoco me ha ido mal. A mis 52 años puedo afirmar que he tenido una vida estupenda, vivida a tope, con gran intensidad, llena de matices, percepciones y emociones que sin el TDHA, THDA, ADTH o como se llame, seguro no hubiera tenido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!